Trastorno atencional con hiperquinesia

La primera causa patológica en la cual la Educación Positiva no funciona es el llamado “Trastorno Atencional con Hiperquinesia”, antes conocido como Disfunción Cerebral Mínima.  Los niños que sufren Trastorno Atencional son dispersos, con dificultades para mantener una atención sostenida en lo que hacen como:  seguir el de­sarrollo de la clase en el colegio o concentrarse en los deberes u otra fun­ción en su casa. Generalmente, los padres deberán repetirle una orden varias veces y ten­drán la impresión de que no los escucha ni les presta atención.

Se trata de niños que responden en forma precipitada e interrumpiendo a otras personas, la mayoría de las veces, sin esperar su turno en sus juegos, en sus tarea s o en una conversación.

Hiperquinesia significa excesivo movimiento o hiperactividad. Se mani­fiesta en que el niño presenta dificultades para permanecer sentado o ser perseverante. Por ejemplo, se levanta permanentemente de su asiento en clase; no termina una tarea, pero empieza otra diferente, que probable­mente también dejará inconclusa; frecuentemente pierde cosas como: úti­les escolares, juguetes, prendas de vestir, etcétera.

Un niño hiperquinético también muestra con frecuencia la tendencia a prac­ticar actividades físicas peligrosas, sin medir los posibles riesgos.

Aunque muchos de ellos han sido evaluados, mostrando un muy buen nivel de inteligencia, lo más probable es que tengan bajas calificaciones en el colegio, con rendimiento inadecuado en clase, malas conductas y motivan­do quejas de sus maestros.

El Trastorno Atencional con Hiperquinesia aparece en muchos niños aso­ciado a trastornos de conducta: dirán mentiras, cometerán actos de robo, se mostrarán peleadores y con pocos amigos, así como desafiantes y con­testadores frente a las figuras de autoridad.

Los que presentan esta patología deberán ser llevados a consulta con un especialista.

Fuente:  “Ternura y firmeza con los hijos” – Dr. Alexander Lyford-Pike

También explica el autor: Es importante enfrentar esos casos con la mayor rapidez posible, porque, en general, suelen alterar toda la dinámica familiar y, por imitación, hijos menores sanos tenderán a reproducir las conductas distorsionantes de un hermano con problemas patológicos.

En estas ocasiones se investigará si las conductas patológicas de los niños son generalizadas en todos los ambientes donde se desenvuelven o si se presentan exclusivamente dentro de la casa o en forma más o menos acen­tuada en ese y otros entornos.

El asesoramiento sobre la dinámica familiar es, en esas situaciones, de capital importancia, siendo, además, imprescindible determinar si existen patologías -crónicas o transitorias- en alguno de los padres.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo PROBLEMAS DE APRENDIZAJE Y TRASTORNOS

Comparte con nosotros tus experiencias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s