Rabietas: ¿por qué se producen?

Por Sara Tarrés- Del Blog Mi mamá es Psicóloga Infantil

Como madre de un niño de 3 años me encontrado en diversidad de ocasiones envuelta por alguna rabieta de mi hijo. En plena calle, en el parque, en el súper,… no importa: el niño quiere algo y lo quiere ¡ya! Empieza el espectáculo. Mi hijo llora, se tira por el suelo, grita,… te llama tonta, caca, ya no te quiero y…. todo lo que se le ocurre. Es una de las temidas rabietas que cualquier hijo de vecino tiene o tendrá. Pero ¡Calma! Ante todo calma. Hemos de intentar no perder los papeles ante la pataleta del niño.

¿Por qué se producen?

Primero, y antes de abordar qué hacer, debemos saber que tales conductas son habituales en niños de 2 a 4 años.

Las crisis de oposicionismo con sus “no”, los “mío, mío” y las rabietas son la expresión de su yo naciente y la necesidad de afirmar su propia individualidad.  Es muy común que los niños de entre 2 y 4 años recurran a los berrinches para conseguir aquello que quieren.

Se debe, principalmente, a que en estas edades los niños aún no tienen la capacidad suficiente para expresar con palabras aquello que pretenden o necesitan. Por ello, recurren a las pataletas. No son capaces de tolerar la frustración y les resulta complicado comprender que no pueden tener siempre lo que quieren.

Tampoco son capaces de verbalizar lo que desean, por lo que el resultado es la fórmula ideal para que tenga lugar la pataleta, berrinche o rabieta. En esos momentos los niños solo piensan en la rabia que tienen. Incluso puede habérseles olvidado el motivo por el que se inició su enfado.

Pero si algo está claro a esta edad es que, aunque no sepan muy bien lo que quieren, seguramente será lo contrario de lo que tienen. ¿Quién no ha escuchado de boca de su hijo “¡Yo no quiero “esto”, yo quiero “aquello”!”?

¿Quién no se ha desconcertado cuando su hijo que estaba aparentemente tranquilo, de golpe, como si alguien hubiera apretado algún resorte en su cabecita, explota de rabia? Y claro, nos preguntamos ¿y ahora qué pasa?

Rabietas: ¿Podemos prevenirlas?

La respuesta es sí y no. Me explico.

Los niños se portan mejor cuando duermen todo lo que necesitan y comen bien. Es indispensable que los niños tengan y sigan una rutina marcada, con horarios fijos para dormir y comer. También puede ser muy útil explicarles de antemano sobre algo que va a ocurrir, que sepa qué se espera de él.

Otras opciones, como dar la oportunidad a los niños de tomar pequeñas decisiones o felicitarles cuando se porten bien, pueden prevenir futuros berrinches.

Pero cuando las pataletas son inevitables, es imprescindible que guardemos la calma y no perder la paciencia (algo más fácil de decir que de hacer, lo sé por partida doble). Intentemos descubrir qué es lo que quiere nuestro hijo, pero evitemos que se salga con la suya si sólo intenta llamar la atención.

Más sobre:

De 0 a 3 años

Autoestima

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo AUTOESTIMA, DE 0 A 3 AÑOS, DE MIS AMIGOS, EDUCACION CON FIRMEZA, EDUCACION EN VIRTUDES, SARA TARRÉS COROMINAS

7 Respuestas a “Rabietas: ¿por qué se producen?

  1. NELSY NARTINEZ

    Una nina de 4 anos es dificil a veces que obedezca las ordenes, como debes acostarte, manana tienes que ir al colegio y es tarde. No obedece, se hace como si no fuera con ella el asunto. Solo ante la amenaza de dejarla sola, porque el papa la acompana siempre a dormirse, llora desconsolada y luego obedece. Agradeceria su comentario sobre esta situacion. Abuelita preocupada.

    • Hola Nelsy:
      Sara Tarrés ha sido súper amable en responder a tus inquietudes. Te recomendamos, además, que sigas nuestros blogs para que encuentres más respuestas porque vamos a seguir hablando sobre este tema. Saludos
      La Mamá Oca

      Los niños de 4 años frecuentemente les cuesta seguir órdenes u obedecer. A esta edad, sobre los 4 años los niños pasan por una fase conocida como pequeña adolescencia: se rebelan contra las normas, intentan salirse con la suya, imponer sus gustos, sus necesitades o prioridades, que no siempre coinciden con lo que los adultos creemos y sabemos que deben hacer.

      Esta es una cuestión evolutiva, de desarrollo de su personalidad que requiere paciencia y firmeza. Destaco siempre que las normas y los límites han de trabajarse desde bien pequeños, así como la adquisición de buenos hábitos y rutinas como la de acostarse pronto cada noche para poder madrugar e ir al cole al día siguiente. Pero no hay que buscar culpables sino soluciones y nunca es tarde para empezar o continuar trabajando estos conceptos de un modo más consistente y prolongado en el tiempo.

      Yo aconsejo que los papás trabajen normas, límites, hábitos y rutinas,por ejemplo y según lo que contaba Nelsy, marcando una hora concreta para acostar a la pequeña y que siempre sea esa su hora de acostarse. La pueden acompañar, contarle un cuento, cantarle una canción de buenas noches o estar un ratito breve mientras ella se relaja, así ella está un poco más con papá o con mamá. Tras el cuento, canción o lo que sea, siempre breve, se le dan las buenas noches y se apaga la luz. Si la niña acepta bien esta norma, o vemos que tiene la intención de irse acomodando a ella, al día siguiente podemos premiará con una pegatina, se trata de incentivar y recompensar su conducta, una conducta que queremos que se repita en el tiempo y por tanto debemos incentivarla.

      De todas formas, las rutinas en el caso de acostar a los niños son siempre nuestra mejor herramienta. Invariablemente el niño que aprende que tras cenar, se lava los dientes, va al baño y se acuesta no suele poner problemas. Hay que ser constante, paciente al principio, sin gritar ni amenazar, las normas son estas y hay que explicarselo a la niña con un lenguaje adecuado a su nivel de edad. Ante las negativas no cedemos, acompañamos a la niña a su habitación, tranquilamente, sin ponernos más nerviosos y seguimos la rutina que hemos establecido.

      Por otra parte, elogiar el buen comportamiento es otra estrategia, si ponemos el énfasis en las buenas condactas más que en las incorrectas la evolución de la niña irá a positivo. Siempre se porta mal? Desobedece a todo? O solo nos damos cuenta de lo que no hace bien o cuando se niega a realizar algo?

      Sara Tarrés
      http://www.mamapsicologainfantil.com

  2. Es bien difícil. Mi niña tiene un año 8 meses y ya hace sus terribles rabietas por no querer bañarse, peinarse, subirse al auto, etc.

  3. Pingback: 15 cosas que las mamás les perdonan a sus hijos | La Mamá Oca

  4. Pingback: Retirar la atención: ignorar conductas inadecuadas. La técnica de la extinción. | La Mamá Oca

  5. Pingback: Los métodos modernos de crianza podrían afectar el cerebro del bebé | La Mamá Oca

  6. Pingback: Mi hijo es muy impaciente y exigente. ¿Qué hacer? | La Mamá Oca

Comparte con nosotros tus experiencias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s