De vuelta al colegio: ¿Cómo manejar los nervios del primer día?

ID-10095774

Así tu hijo esté muy contento de regresar a clases o se esté agarrando de las uñas a la puerta de la casa porque no quiere regresar, hay algo que es muy cierto: está completamente nervioso. Y tú también. La clave aquí es darle un tiempo de adaptación. Recuérdale que todos los chicos se ponen nerviosos en su primer día, pero que poco a poco se volverá una rutina cotidiana.

Resalta lo positivo de volver al colegio: va a conocer a nuevos amigos o ver a los antiguos, va a aprender nuevas cosas que podrían encantarle, va a participar en algún deporte o actividad y tiene útiles nuevos que estrenar.

Si ves a tu hijo nervioso y hasta estresado, pregúntale qué le preocupa y conversen sobre el tema. Quizá teme no conseguir nuevos amigos o no gustarle a algún profesor. Quizá sienta estrés por las tareas que se vienen. O podría temer al bullying.

Para hacerle la vida más llevadera a tu hijo, podrías considerar adaptar tu horario. Por lo menos durante la primera semana de clase, es beneficioso para tu pequeño que estés presente cuando llegue a casa. Si esto no es posible, evita llegar muy tarde a casa, y siempre cena con tu hijo.

Si tu hijo va a empezar en un nuevo colegio, lo mejor sería pedirle al director o al profesor que será su tutor, si puede poner en contacto a tu hijo con algún compañero para que lo guíe en su primer día de clases.

Para agarrar el ritmo con anterioridad, establece para tu hijo una hora de acostarse coherente con el horario escolar, semanas antes de empezar el colegio.

Todos los días, asegúrate de que tu hijo:

 1. Duerma lo suficiente. Un niño bien descansado es un niño con buen humor y ganas de aprender.

2. Tome un buen desayuno por la mañana. Así estará más alerta durante el día.

3.Anote información necesaria que debe recordar, desde las tareas, hasta los nombres de sus profesores.

4. Utilice un calendario para organizarse. Que apunte fechas de entrega, exámenes, actividades extraacadémicas, etc.

5. Se organice cada noche y prepare lo que necesitará al día siguiente, su uniforme, los cuadernos y libros para las diferentes asignaturas, etc.

Hay niños que desarrollan síntomas físicos por los nervios, como mareos, dolor de cabeza o ansiedad. Si es el caso de tu hijo, consúltalo con el pediatra.

Con información de kidshealth.org

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Otras notas que te pueden interesar:

¿Cómo hacer que el primer día de clases sea relajado?

Especial de vuelta a clases

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ESPECIAL DE VUELTA A CLASES

Comparte con nosotros tus experiencias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s