Las 8 peores comidas para el sueño

ID-10048556

Una de las cosas más difíciles para los chicos que vuelven a clases es el sueño. Van a tener que reacostumbrarse a dormir temprano y a despertarse temprano. Para que sus horas de sueño sean reparadoras y para que no se levanten en la madrugada, evita darles estos alimentos antes de enviarlo a la cama:

Agua: Es una de las cosas más saludables y algo que tu hijo debería ingerir varias veces al día, pero mucho líquido le creará la necesidad de visitar el baño en mitad de la noche. Es un balance delicado entre mantenerse hidratado y disminuir el consumo de fluidos. Lo mejor es limitarlo dos horas antes de ir a la cama, incluidos los alimentos con alto contenido de agua, como la sandía.

Cafeína: Algunos chicos, sobre todo cuando están más grandes y ya son adolescentes, disfrutan del café y del té, ¿a qué adolescente no le gusta un batido del Starbucks o una gaseosa negra? Lo mejor es evitar la cafeína después de las primeras horas de la tarde, tipo 2 o 3pm., incluso un helado de café. Si a tus hijos les gusta tomar una taza de té antes de ir a la cama, lo mejor sería té herbal, como la manzanilla, que no contiene teína.

Chocolate: El chocolate oscuro, aquel que es beneficioso para tu salud debido a los antioxidantes, no es tan bueno para el sueño. Si tus hijos comen un pequeño pedazo de chocolate como postre después de la cena, está bien, pero evita que coman todo un paquete.

Dulces y gaseosas: Evita que consuman mucha azúcar antes de ir a la cama. A muchos chicos los pone hiperactivos.

Comida grasosa: Si van a cenar una pizza con mozzarella extra, sería buena idea hacerlo el fin de semana y no durante los días de escuela. La comida muy grasosa podría hacer que a los chicos les de sueño durante el día, de acuerdo a un estudio del 2012, y les interrumpa el sueño durante la noche. Aparte, la comida muy grasosa genera una sensación de incomodidad que les dificulta quedarse dormidos.

Un bistec: El cuerpo humano no está diseñado para digerir comida mientras duerme y las proteínas son difíciles de procesar. Una cena con mucha carne quizá no sea una buena idea si está muy cerca de la hora de dormir. Así que si esa es la elección para la noche, cenen un par de horas antes de acostarse como mínimo.

Comida picante: Este tipo de comida puede generar la sensación incómoda de acidez que no les permitirá a tu hijo dormirse rápido. Un estudio, publicado en el New York Times, afirma que la comida picante aumenta ligeramente la temperatura del cuerpo, mientras que cuando vas a dormir, la temperatura debería bajar un poco. Esto confunde al cerebro que no funciona como debería para que tu hijo se quede dormido.

Comidas ácidas: Estas aumentan la acidez del estómago y, como con la comida picante, generan esa sensación incómoda de ardor en la boca del estómago que no le permitirá a tu hijo quedarse dormido como debería.

Recuerda, lo que quieres es un chico bien descansado, para que vaya al colegio de buen humor, se lleve bien con sus profesores y amigos y aprenda mucho.

(Con información de The Huffington Post)

Otras noticias del Especial De Vuelta a Clases:

De vuelta a clases: Nutre su independencia

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ESPECIAL DE VUELTA A CLASES

Comparte con nosotros tus experiencias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s