Archivo de la categoría: EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE

Monitorear a nuestros hijos en el Facebook ya es una técnica antigua

ID-100147350

Hasta hace poco, la conversación más difícil que teníamos con nuestros hijos era sobre sexo. Pues ahora hay otra que rivaliza en dificultad. Se trata de la conversación sobre tecnología.

Para controlar a un chico en las redes sociales, no basta con que seas su amigo en Facebook. Hay tantos programas, tantas aplicaciones, que es casi imposible seguirle el paso a tu hijo, que es un experto nato en las nuevas tecnologías. A parte, ya no necesitan una computadora o un celular para utilizarlas. Les basta con un iPod Touch.

Por ello, los expertos dicen que es imposible prohibirles el acceso a nuestros hijos al Internet o imponerle límites. Ha llegado la hora de tener una conversación franca sobre esta tecnología y ese será el mejor camino para ejercer alguna clase de control.

De acuerdo a Rebecca Levey, madre de dos niñas de 10 años, autora del Blog KidzVuz.com y otros blogs de tecnología y educación, “lo que antes era educación sexual, ahora es la ‘conversación de la tecnología’ lo que tenemos que tener con nuestros hijos”.

Facebook para los adolescentes no es un lugar de libertades. Por el contrario, tienen muchos “chaperones”, desde padres hasta profesores que son sus amigos en esta red social. Sin embargo, hay otros lugares donde los padres todavía no han llegado, como las aplicaciones Kik Messenger o Snapchat, desde las que se comunican con sus amigos. Facebook mismo ha advertido a sus inversionistas que están perdiendo a sus usuarios más jóvenes.

En los colegios en EE.UU. los profesores aseguran que hay casos de chicos compartiendo fotos de sus novias o novios desnudos o información sobre drogas a través de sus celulares. Y lo hacen sobre todo a través de estas nuevas herramientas.

Entre estas aplicaciones favoritas entre los chicos –que son gratis- está Instagram, donde muestran imágenes. El problema con Instagram es cuando los adolescentes toman fotos inapropiadas y las comparten. Kik Messenger es una aplicación para conversaciones que hasta le ofrece anonimato a los usuarios, y Snapchat, desde la que se envía fotos, mensajes o audio que se autodestruyen en 10 segundos. Sin embargo, con esta última, el que recibe el mensaje puede ser lo bastante rápido para capturar la información.

En Ohio, hace unas semanas, dos jugadores de fútbol americano abusaron sexualmente de una chica ebria en una fiesta. Todos eran escolares. La chica se enteró de lo sucedido porque, en los siguientes días, vio fotos y videos de la fiesta y de sí misma, desnuda. Esta información fue utilizada para humillarla en el colegio, pero luego sirvió de evidencia en el juicio en el que se encontró culpable a estos dos chicos. Lo terrible del caso no es solo la violación en sí, sino el hecho de que hubo tantos testigos que, en vez de parar la situación, sacaron sus smartphones y captaron lo sucedido para luego hacerle bullying a la muchacha.

En enero, en EE.UU. se arrestó a un hombre que hackeo miles de cuentas de emails y Facebook para conseguir fotos de mujeres desnudas y luego las contactaba para chantajearlas. Las amenazaba con hacer estas imágenes públicas en las redes sociales.

¿Y qué hacer al respecto?

Es bueno que nuestros hijos sean honestos con nosotros y nos cuenten qué aplicaciones y redes sociales utilizan. La educación en las virtudes debe trasladarse a el uso de estas tecnologías. Los adolescentes no deben usar información para dañarse entre ellos, ni subir al Internet imágenes de las que luego podrían arrepentirse. Hay que explicarles que es una tecnología que no podemos controlar y que es demasiado rápida. Lo mejor es considerar que toda información que se mueva a través de ella es pública.

Puedes también limitar el uso del Internet en casa y apagar el wireless después de una hora determinada. Tus hijos deben saber que, en cualquier momento, vas a pedirles el smartphone para revisar las aplicaciones que usan e incluso las imágenes, videos y mensajes. No estás faltando a la privacidad de tus hijos. Es una lección para ellos de que cualquier cosa en el Internet es pública y mejor que sus padres lo vean primero y funcionen de filtro a que el mundo obtenga esa información. Así también aprenderán a controlarse. Conversa con ellos sobre qué tipo de imágenes y mensajes no deberían compartir. Y, como dice el dicho, ‘guerra avisada no mata gente’. Esta conversación deberá llevarse a cabo cuanto antes, mejor todavía si es antes de que empiecen a usar esos aparatos.

Con información de AbcNews.go.com

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Otras noticias que podrían interesarte:

Una mamá le dio un contrato para el uso de un iPhone a su hijo de 13 años

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE, EDUCAR EN EL USO DE LA TECNOLOGIA

¿Qué podemos hacer los padres ante los peligros del Internet?

ID-10090954

Las nuevas tecnologías son prueba de la capacidad humana para la invención. Son herramientas útiles, pero mal utilizadas pueden ser dañinas, sobre todo para un niño o adolescente. Por ello, el autor del libro ‘Educar en el ocio y el tiempo libre’, Pablo Garrido Gil, nos dice 4 cosas por hacer para que los papás controlemos más a los chicos en el uso del Internet.

1. El chico no debería tener una computadora con acceso al Internet en su cuarto. Si la tiene, es más seguro que pierda el tiempo en ella en vez de cumplir con sus deberes.

2. Es mejor tener una computadora familiar en un lugar visible para todos. Y, cuando se use, tenga un fin concreto como la tarea de historia sobre la Primera Guerra Mundial o la hora de ocio luego de cumplir con los deberes. Es una herramienta excelente para los chicos y es también una buena manera de sociabilizar para ellos, pero todo bajo control, tanto del contenido que revisan, como del tiempo que pasan sentados frente a la computadora.

3. Poner reglas claras sobre el uso de la computadora. Cuántas horas puede pasar en el Internet, qué clase de páginas web no puede visitar y qué castigo específico recibirá si no cumple con las reglas. Aun sea fin de semana, es muy triste que un adolescente pase 7 horas frente a una pantalla. En su tiempo de ocio, ellos deben leer, tener amigos, practicar deporte, salir al cine. No quemarlo solo en el Internet.

4. Proteger a la familia del contenido malo de la red. Existen en el mercado diferentes filtros para limitar el acceso al Internet. Cuando consigas uno, explícale a tus hijos por qué debes instalarlo y qué tipo de contenido quieres evitar que ellos vean. Sé muy transparente al respecto. No solo pornografía, sino la violencia les hace daño, así como videos de burla de gente cayéndose, por ejemplo. Puede parecer inofensivo y hasta divertido, pero tenemos que fomentar en nuestros hijos la compasión.

No se trata de fiscalizar a tus hijos, sino de prevenirlos de imágenes y contenido que pueden dañarlos. Lo que quieres no es controlarlo, sino que ellos mismos tengan la voluntad de no buscar esos contenidos. Por ello es bueno conversar con tus hijos claramente sobre los peligros en Internet.

Si estás formando a tus hijos en la fe cristiana, explícales que no es compatible el porno o la violencia con las enseñanzas de la religión. Ambas cosas denigran al ser humano. Siempre seamos coherentes con la formación que hemos decidido darles a nuestros hijos.

Otras noticias que podrían interesarte:

Los peligros del Internet para nuestros hijos

La vida de los adolescentes en las redes sociales

Educación en el ocio y el tiempo libre

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Deja un comentario

Archivado bajo EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE, EDUCAR EN EL USO DE LA TECNOLOGIA

El Internet es un reto para la educación de ocio

 ID-10017241

Se dice que hoy educar es diferente y es cierto, sobre todo por el desarrollo de las comunicaciones. Nosotros no tuvimos acceso a toda la información y distracción que nuestros hijos adolescentes tienen gracias al Internet. Ellos cuentan con más bienestar material que nosotros y más tecnología.

El bienestar no solo es positivo. Por el contrario, tiene una doble cara, porque fomenta el hedonismo, el materialismo y el consumismo. Mucho bienestar, que no les costó, hace que estos jóvenes no valoren el esfuerzo y el espíritu de sacrificio. Vivimos en lo que el sociólogo catedrático de la Universidad Complutense, J. Diéz Nicolás, llama “la sociedad de la diversión”. En esta se ha producido “una maximización del bienestar y una pérdida del concepto de autoridad, que hace que queramos tenerlo todo y ser el centro de todo”.

De acuerdo a otro catedrático español, Javier Elzo, que realizó un estudio sobre los valores en los jóvenes españoles, se detectó que la preocupación por el medio ambiente, el Sida, las drogas o la pobreza ha disminuido y que, por el contrario, hay dos valores que aprecian más: la diversión y una vida sexual satisfactoria. Todo esto en los 10 últimos años.

Debido a esta búsqueda del bienestar por el bienestar, la industria del ocio es cada vez más poderosa. Hoy en día los jóvenes están intoxicados por una sobredosis de ocio mal entendido, ya que no les permite convertirse en mejores personas.

La tecnología tiene un rol cada vez más importante para ellos, porque reemplaza a otras alternativas de diversión. Hay cada vez más jóvenes sin ideales que entregan su tiempo al Internet, al iPhone, a los tablets, a los videojuegos, etc.

Para la generación de chicos que han nacido después de 1990, Internet es una parte natural de sus vidas, es una cosa cotidiana. Ellos tienen una ventana al mundo con muchísima información y ahí precisamente está también el peligro. Para los padres es un reto saber educar a sus hijos en el uso de esta herramienta.

Y vamos a ir desarrollando algunos puntos sobre este tema en nuestro blog.

(Fuente: Educar en el ocio y el tiempo libre de Pablo Garrido Gil)

 Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Otras notas sobre el tema del ocio y la tecnología aquí:

Educación en el ocio y el tiempo libre

Educación en el uso de la tecnología

Ludopatías: adicción a los videojuegos

3 comentarios

Archivado bajo EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE, EDUCAR EN EL USO DE LA TECNOLOGIA

¿Hay algo malo en leer?

ID-100106651

Es válido preguntarse esto. El hábito de la lectura es positivo para nuestros hijos, pero sí existen un par de situaciones negativas que podrían darse en el ejercicio de la lectura.

Primero: leer lo que no se debe. Debemos asegurarnos que lo que leen nuestros hijos sea lo adecuado para su edad, que no contenga falsedades ni errores doctrinales, ni tampoco inmoralidades. Un niño todavía no tiene la consciencia totalmente formada y puede verse influido negativamente por lecturas inadecuadas. La palabra escrita en un libro adquiere mucha autoridad y nuestros hijos quizá no estén listos para cuestionarla y solo van a creer en lo que diga.

El segundo aspecto negativo es leer cuando no se debe. El ocio solo tiene sentido después de haber cumplido con nuestras obligaciones, es la recompensa. A veces los niños a los que les encanta leer lo hacen a escondidas cuando deberían estar realizando tareas del colegio.

Tenemos que educar a nuestros hijos para que tengan la suficiente fuerza de voluntad de cumplir con sus obligaciones primero y ya después puedan dedicarse al ocio. Aunque no lo creas, hay niños que se exceden con la lectura y debes castigarlos quitándole el libro. Hay que evitar esos extremos.

(Fuente: Educar en el ocio y el tiempo libre de Pablo Garrido Gil)

Ilustración: http://www.freedigitalphotos.net

Otras notas sobre la lectura:

De 8 a 12 años: La edad de oro de la lectura

La lectura entre los 6 y los 7 años

La etapa prelectora: entre los 3 y 5 años

La lectura debe ser un hábito

Deja un comentario

Archivado bajo EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE

El hábito de la lectura en la adolescencia

ID-10094307

A los 13 años, si lo motivaste bien en la lectura durante todos los años previos, tu hijo es ya un experimentado lector. A esa edad no solo querrá leer libros de aventura, sino literatura más reflexiva, con monólogos y grandes descripciones, historias cuyo final no siempre es feliz.

Desde los 13 a más, un chico ya puede leer a Shakespeare, a Platón, a Bradbury, Quevedo y Orwell. Sin embargo, todavía puede interesarle las historias de aventuras, pero más complejas, como las de Sherlock Holmes de Doyle,  Edgar Allan Poe, El señor de los anillos de Tolkien o Dr. Jekyll and Mr. Hyde de Stevenson.

Espiritualidad en la lectura

Si has decidido formar a tus hijos en la fe cristiana, la lectura es un gran vehículo para interiorizar los valores de la religión. Existen libros para las diferentes edades que explican las verdades de la fe. Hay Biblias para niños o biografías de Santos escritas para adolescentes. No se trata de atosigar a nuestros hijos con lectura religiosa, que podría aburrirlo y hasta bloquearlo. Pero dentro de la colección de libros que nuestros hijos leen, es positivo que haya un par de libros que lo fortalezcan en su fe.

Otros artículos sobre la lectura:

De 8 a 12 años: La edad de oro de la lectura

La lectura entre los 6 y los 7 años

La etapa prelectora: entre los 3 y 5 años

La lectura debe ser un hábito

 

 

1 comentario

Archivado bajo EDUCACION EN EL OCIO Y TIEMPO LIBRE, EDUCAR LA CREATIVIDAD, PUBERTAD Y ADOLESCENCIA