Archivo de la categoría: INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Cómo lograr que nuestros hijos varones sean personas amables en vez de machos?

 ID-10035730

En EE.UU hace unos días dos escolares fueron encontrados culpables de atacar sexualmente a otra adolescente. En una fiesta, donde estos dos jugadores de fútbol americano celebraban con sus amigos, la muchacha se emborrachó y ellos abusaron de ella delante de todos. El resto de chicos tomaron fotos y videos con sus celulares y, durante los siguientes días, usaron esas imágenes para atormentar a la víctima. Así ella también se enteró de lo sucedido y más tarde este material fue usado como evidencia en el juicio. Este es un caso que nos sirve para reflexionar como padres.

Esto sucedió en Steubenville, una ciudad americana empobrecida, cuyos jugadores de fútbol americano son tratados como héroes.

¿Cómo evitar este tipo de crueldad en los jóvenes? Kim Simon, madre y autora del blog mamabythebay.com, cuenta que cuando su niño era un bebé, asistía a una clase de estimulación temprana. Y que en uno de esos círculos, cuando las mamás se sientan con sus niños y conversan entre ellas, la instructora les preguntó cómo les gustaría que sus hijos sean cuando crezcan. La mayoría respondió, ‘fuerte’, ‘atleta’, ‘valiente’, ‘inteligente’. Ella contestó ‘amable’. Las otras mamás se sorprendieron.

Una violación se trata de poder y violencia. Y lamentablemente, se da también entre adolescentes. Para Kim Simon, mucha de esta violencia está alimentada por la cultura del macho. En el caso de Steubenville, se glorifica al jugador de fútbol americano, por traerle algo de gloria a la ciudad, y se pasan por alto sus errores. Las muchachas se visten de porristas para alentarlos y para ellas no existe una gloria equivalente a la de estos atletas. Esto explica por qué nadie paró a estos dos chicos mientras abusaban de su amiga en público.

Esto también sucede en nuestro país. A los chicos se les enseña a ser machos, desde la casa. Las mujercitas son las que ayudan con los quehaceres del hogar, las que levantan la mesa después de comer. A los niños se les dice que un hombre no llora. A los jugadores de fútbol se les alienta como si se tratase de héroes nacionales, hasta recordamos guerras pasadas cada vez que se enfrentan a algún país rival; pero a las chicas del vóley, las que consiguen los verdaderos triunfos, no se les da un trato equivalente.

Los padres somos responsables de que esto suceda y podemos evitar estos terribles casos de abuso y violencia.

Debemos enseñarle a nuestros niños a ser amables: Hay que inculcarles empatía y compasión desde muy temprano. Un niño pequeño puede aprender a usar palabras de bondad: ‘Amigo, ¿estás bien?’, ‘Amigo, por qué lloras, te hiciste una herida? Anima a tus hijos hombres a ser conscientes de los sentimientos de otros. ‘Mamá está triste. Nuestro amigo Roberto está enfermo, y yo quiero que se sienta mejor’. Enséñale a reconocer y expresar sus propios sentimientos.

Dale tareas para que desarrolle la capacidad de ser amable con otros. Hazlo escribir cartas de agradecimiento cuando reciba un regalo, explícale que cuando vea a uno de sus compañeritos solo en el patio del colegio, que se acerque a él y le pregunte cómo está. No solo invites amigos a la casa, son también amigas para que juegue con niñas.

Hay que enseñarles el verdadero significado de la valentía: Valentía no es la ausencia miedo, sino hacer algo pese al miedo. Cuántos de esos testigos en esa fiesta sabían que lo que sus amigos estaban haciendo era terrible, pero no fueron lo suficientemente valientes para enfrentárseles, o a arruinar su reputación de macho. Enséñales a tus hijos que el coraje es difícil y que tenemos que usarlo en momentos complicados. Siempre predica con el ejemplo.

Hablemos de sexo con nuestros hijos. Desde pequeños, tenemos que conversar con ellos sobre el tema, pero de acuerdo a su edad. Cuando son chiquitos, debemos explicarles que no pueden quitarse la ropa delante de las visitas, por ejemplo. Cuando van creciendo, la conversación evoluciona. Como padres, nuestra meta no es que nuestros hijos varones no embaracen a alguien. La meta es que en el futuro, cuando sean adultos, sean respetuosos y amables con sus parejas a nivel sexual. No se trata de darles condones y hablarles de las ETS. Hay que explicarles a los adolescentes cómo es el sexo en realidad, no que lo aprendan de sus amigos o, peor aun, del porno, donde todo está muy tergiversado. Que sepan cuándo una chica dice sí y cuándo ellos deben parar. El sexo no es una necesidad física, es una manera de relacionarte con otra persona.

Debemos dar a nuestros hijos las herramientas que necesitan para protegerse a sí mismos y a los demás. ¿Puede tu hijo decirte la verdad, sin que tú te enojes fácilmente? ¿Confía en que tú estás de su parte y que, si lo necesita, puede contarte de todo? ¿Podría tu hijo llamarte en la madrugada, desde una fiesta y durante una emergencia, sin que tú te molestes ni hagas preguntas innecesarias (el tiempo para eso viene después)? Cualquiera de los testigos en esa fiesta en Steubenville pudo haber llamado a sus padres o a la policía, pero mucho tuvieron miedo, quizá también porque muchos estaban intoxicados. Demuéstrales a tus hijos que pueden confiar en ti en todo momento y que serás un apoyo grande para ellos durante una emergencia.

Otras noticias que podrían interesarte:

Tener una hija hace que el papá se relaje con el rol tradicional del hombre

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo BULLYING, INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a ser más creativos?

ID-1005747

Todos tenemos la capacidad de crear, imaginar y de reinventar algo que ya está establecido. Los niños en especial, tienen una capacidad de asombro muy amplia que les ayuda en el ejercicio de la creatividad.

Tenemos que fomentar un ambiente propicio, tanto en casa como en la escuela, donde el niño tenga margen para su aportación personal. Él debe sentirse en libertad y confianza para expresar sus ideas.

Lamentablemente en la escuela, un profesor con tantos niños muy pocas veces tiene objetivos para desarrollar la capacidad creativa de sus alumnos. En la familia, el niño tiene más oportunidades para expresarse con libertad. En ambos lugares, tanto maestros como padres debemos dejar que los niños expresen sus ideas sin temores y pedir su opinión en diferentes temas, como las tareas, los juegos que juega, etc.

Siempre debemos tener presente que la creatividad se puede enseñar y desarrollar.

En casa, hay que analizar cómo nos dirigimos a nuestros hijos. Cuando hablamos con ellos, ¿les imponemos nuestros pensamientos, opiniones y criterios? Algunos padres nos sentimos orgullosos de la rigidez de nuestros pensamientos y costumbres. El problema es que cuando imponemos ideas a nuestros hijos, y no les dejamos espacio para opinar cuando ya tienen la edad para hacerlo, no estamos ayudándolos a desarrollar la capacidad de pensar por sí mismos y estamos truncando el desarrollo de la responsabilidad en ellos. La creatividad se desarrolla con libertad.

Fuente: Cómo desarrollar la creatividad en tus hijos- Teresa Artola y María Antonia Hueso

Otras noticias que podrían interesarte sobre el desarrollo de la creatividad de los chicos:

¿Cómo son las personas creativas?

¿Por qué hay personas tan poco creativas?

Educando en la creatividad: ¿Por qué nuestros hijos necesitan crear?

Deja un comentario

Archivado bajo EDUCAR LA CREATIVIDAD

3 cosas que hacer cuando tu hijo te dice “te odio”

ID-100104411

Nos ha pasado a muchos papás. Le prohibimos algo a nuestros hijos, le decimos que ‘no’ o les llamamos la atención y recibimos de respuesta un amargo “te odio”. ¿Cómo una chico puede odiar a sus padres? Pues en realidad no lo hace.

Para lidiar con estas fuertes palabras de tu pequeño, toma estas tres medidas.

1. Define la diferencia entre odio y rabia: Cuando un adolescente le dice “te odio” a sus padres, está tratando de llamar su atención y de generar una reacción. Cuando un niño le dice eso a sus padres, es porque siente rabia.

Es muy probable que el niño pequeño haya escuchado esta frase en alguna película o de sus hermanos mayores. Ellos vieron una cara molesta en la pantalla y escucharon estas palabras y asociaron ambas cosas. En vez de molestarte o sentirte dolido, pregúntale a tu hijo “¿por qué estás molesto con papá (o mamá)?”. Y luego, cuando esté más calmado, explícale que odiar significa no querer a una persona y que no es algo bueno.

La idea es que lo ayudes a reconocer sus propios sentimientos. Este es el primer paso para que una persona llegue a controlar sus emociones y nosotros queremos esa inteligencia emocional en nuestros pequeños.

Explícale que está bien sentirse molesto, pero que estar molesto no significa ser cruel.

2. Demuéstrale que te dolió: Tu hijo tiene que aprender que las palabras son poderosas y que no pueden usarse a la ligera. En casa puedes poner esta frase dentro del grupo de las palabras que no se permiten, como los insultos. Si te sientes triste, díselo. Una mamá del blog para padres Circleofmoms.com afirmó que en una discusión con su hija de 12 años, luego de que ella le dijera “te odio”, no aguantó y se puso a llorar. Esto impresionó mucho a su hija que la consoló, le dijo que no era verdad y nunca más lo repitió.

Perder la compostura no es la mejor manera de comunicarle que te dolió, pero es bueno hacérselo saber.

3. Considera los sentimientos de tu hijo: Ya le dijiste que te dolió, ahora te toca escuchar. Tienes que respetar sus sentimientos. Si se siente frustrado porque le prohibiste hacer algo, calmadamente explícale por qué lo hiciste. Es nuestra meta formar personas que sepan comunicarse. Si vas a castigarlo porque hizo algo malo, castígalo por eso, y no por la frase “te odio”.

Con información del blog Circleofmoms.com

Otras noticia que podría interesarte:

Los celos infantiles

2 comentarios

Archivado bajo INTELIGENCIA EMOCIONAL

11 reglas de Bill Gates que nuestros hijos adolescentes encontrarán útiles

ID-100100520

Bill Gates, uno de los hombres más exitosos del mundo, compartió estas reglas de vida con estudiantes y padres de familia durante una conferencia en un colegio hace algunos años. Nuestros hijos adolescentes podrían encontrarlas muy útiles, sobre todo ahora que van a empezar un nuevo año escolar. Como para darles un poco de perspectiva.

 1. La vida no es justa, acostúmbrate a eso.

 2. Al mundo no le importa tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.

 3. No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido del colegio y no serás un vicepresidente hasta que con tu esfuerzo te hayas ganado ambos logros.

 4. Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

 5. Dedicarse a freír hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.

 6. Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.

 7. Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo cuando comenzaron a pagar tus cuentas, limpiar tu ropa y escucharte hablar acerca qué tan cool eres. Así que antes de querer limpiar la selva virgen de la contaminación causada por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

 8. En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se repite el año, te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

9. La vida no se divide en bimestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

10. La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café para irse a trabajar.

 11. Sé amable con los “nerds” (los más estudiosos de tu salón). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Otras noticias del especial De Vuelta a Clases:

Cómo ayudar a tu hijo a despertarse temprano para ir al colegio

5 comentarios

Archivado bajo ESPECIAL DE VUELTA A CLASES, INTELIGENCIA EMOCIONAL

10 buenas razones para que tus hijos tengan una mascota

 mascotas

En el día internacional de los gatos, reflexionemos sobre estos buenos motivos para dejarnos convencer por nuestros hijos y conseguir una mascota para la familia. ¿Cuándo es el mejor momento de hacerlo? Cuando ellos puedan ser responsables de su cuidado.

1. Los niños que crecen en hogares con mascotas, tienen menos riesgo de desarrollar alguna alergia o asma.

2. Jugar con perros disminuye la presión sanguínea.

3. Los niños con mascotas salen fuera de la casa más, para jugar con sus mascotas o pasearlas. En realidad, se mueven más. Esto es muy beneficioso para su salud.

4. Se ha comprobado que los dueños de mascotas visitan menos al doctor.

5. Los chicos que recién empiezan a leer, se sienten más cómodos leyéndole en voz alta a su mascota.

6. Cuidar de una mascota es una buena manera para que tus hijos, sobre todo los chicos, “jueguen a ser papás”. Así desarrollan su sensibilidad y compasión.

7. Cuidar, alimentar y mantener limpia a una mascota fomenta la responsabilidad en tus hijos.

8. Los niños con mascotas muestran mejor control de sus impulsos, mejores habilidades sociales y a veces hasta mayor autoestima.

9. Compartir el amor y el cuidado de la mascota de la familia crea un lazo adicional entre hermanos. Ellos comparten ahora la responsabilidad de una vida.

10. Hacerle cariño a una mascota reduce el estrés, la soledad y la ansiedad.

(Con información de la revista Oprah)

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

1 comentario

Archivado bajo INTELIGENCIA EMOCIONAL