Archivo de la etiqueta: los adolescentes y las redes sociales

Los peligros del Internet para nuestros hijos

ID-10030665La laptop, el tablet o el smartphone no son tan inofensivos como parecen. Pablo Garrido Gil, educador español, hizo una lista de los peligros del Internet y las nuevas tecnologías que tenemos en casa para nuestros hijos:

1. Son una fuente de pérdida de tiempo. Tú mismo lo debes haber experimentado. Entraste a ver tu mail y, bueno, ya que estás en la laptop también tu Facebook. Y ves que tu amiga colgó unas fotos del cumpleaños de su hijo más pequeño, qué grande está, y luego viste que el niño está sentado en la silla de comer que quieres para tu hijo, así que vas a la página web de la marca de sillas y notas lo caro que está, entonces abres los sites de otras marcas para comparar precios en dólares. Ahora vas a la página de tu banco para ver cómo está el cambio. Y así se te van las horas. A todos nos pasa. De acuerdo a Garrido Gil, los mismos estudiantes de colegio que él ha encuestado reconocen que perder el tiempo así en el Internet y en la televisión repercute negativamente en sus tareas.

Aquellos que tienen laptops dedican más tiempo al Internet que aquellos que tienen una computadora familiar. Muchos chicos, sobre todo los adolescentes, se quedan hasta la madrugada conversando con sus amigos, en el chat del Facebook por ejemplo. Un muchacho mal descansado, no rinde bien en el colegio.

2. Estas tecnologías son adictivas. Mucha gente no sabría qué hacer con su tiempo libre sin el Internet. Según el educador español, esto es un “síntoma evidente de dependencia psíquica y de adicción”. Si tienes un hijo adolescente, sabrás que el peor castigo que podrías darle es retirarle el Internet. Se sentiría completamente desconectado.

3. Peligros morales. Primero, la cantidad de sexo explícito que existe en el Internet es demasiada. No necesitas ser mayor de edad para entrar a páginas web porno. Muchos también utilizan la cámara de la computadora para mostrarse desnudos o ser vistos mientras se masturban, según Garrido Gil.

De acuerdo a un estudio de la Universidad Jaime I de Castellón, el 10% de sus estudiantes varones se declaró adictos al sexo virtual.

Es preocupante el acceso a este tipo de contenido, sobre todo para los chicos de 12 o 13 años, que no tienen edad, ni el espíritu crítico para cuestionar estas páginas web. No saben todavía que este tipo de imágenes se quedarán grabadas en su memoria para regresar en cualquier momento de su vida. Lo que es peor, el porno ofrece estereotipos equivocados sobre las mujeres que podrían afectar su manera de relacionarse con el sexo opuesto.

4. Los chicos buscan respuestas a sus dudas en foros o páginas web, en vez de buscarlas con sus padres, maestros o profesionales. El problema es que en Internet nunca se sabe quién está detrás de la computadora y qué intereses tiene. Ellos se sienten protegidos por el anonimato para hacer preguntas que los avergüenzan, pero las respuestas les pueden llegar de personas con malas intenciones o gente sin mayor información.

5. Los chicos no siempre se contactan con gente conocida en los foros y eso puede ser peligroso. Una encuesta en España, citada por el autor, reveló que 30% de jóvenes confesaba haber dado su teléfono a un desconocido a través de Internet, 16% de ellos su dirección, y 20% afirmó haber quedado en una cita para conocer a la otra persona. Los chats abiertos son especialmente peligrosos porque, según Garrido Gil, se calcula que 1 de 4 usuarios tiene intenciones malas, sobre todo de tipo sexuales.

6. Acoso por Internet. Muchos chicos que han entrado a estos chats no solo ha experimentado preguntas inadecuadas sobre su vida sexual por parte de algún miembro, sino que también existe el cyberbullying. A través de este, una persona es humillada en el ciberespacio. En Japón el fenómeno llegó a los medios cuando un chico de 18 años se suicidó, porque sus compañeros no dejaban de manipular fotos suyas o enviarle mensajes ofensivos y hacerle la vida imposible en el Internet.

Otra manera de cyberbullying es robarle la contraseña a una persona para hacer mal uso de sus cuentas de correo o de Facebook. Enviarle un virus a alguien cuenta también dentro de esta práctica.

7. Internet podría estar cambiando la manera de leer. Las neuronas se adaptan a las nuevas condiciones. El flujo de información en Internet es en pequeñas dosis y de manera veloz, lo que podría estar alterando las conexiones neuronales y haciendo a los chicos propensos a captar información que venga de manera rápida y de a pocos. En otras palabras, nuestros cerebros se podrían estar readiestrando y la capacidad de concentración prolongada y de reflexión estaría disminuyendo.

La lectura superficial está desplazando a la lectura prolongada –que cada vez nos cuesta más- reflexiva y sosegada. Al impedirse la lectura profunda, se podría impedir el pensamiento profundo. Aunque los expertos no se deciden si esto es cierto, la polémica existe.

(Fuente: Educar en el ocio y el tiempo libre de Pablo Garrido Gil)

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo EDUCAR EN EL USO DE LA TECNOLOGIA

La vida de los adolescentes en las redes sociales

facebook-friends

Los jóvenes se mantienen ocupados en Internet. Bajan música, videos y películas, entre otras actividades de ocio. Forman partes de juegos en red, de foros o grupos, y conocen gente. También se relacionan con personas que ya conocen, a través de redes sociales como Facebook. Y no podemos negar que muchos de nosotros participamos también activamente en Facebook.

Lo primero que los padres debemos hacer es enseñarles a nuestros hijos a proteger su privacidad. Existe la posibilidad de tener los datos y fotos abiertos y que todo el mundo tenga acceso a ellos en las redes sociales. Hay maneras de restringir el acceso solo a la gente que tus hijos tienen como contactos. Supervisa que los chicos tengan activadas estas opciones.

Uno de los atractivos de Facebook es que les permite a muchos jóvenes sentirse como protagonistas. Ellos forman sus propios perfiles y presentan información de sus vidas, quiénes son sus amigos, con quiénes sale, dónde estudian, qué le gusta, etc. Es un escaparate virtual. En muchos casos, estas redes vienen a suplir las carencias sociales y los complejos de mucha gente, que se crea una identidad virtual en la que se presenta a si mismo no como es en realidad, sino como le gustaría ser.

Otra idea que debes reforzar en tus hijos que participan en redes sociales es cuidar mucho su reputación. Una vez que cuelgas información en Internet, dejó de pertenecerte, así de simple. El ciberespacio es vasto y poderoso y los chicos deben respetar eso. Una foto tonta en la adolescencia, podría afectar su vida profesional en el futuro. Uno nunca sabe y siempre es mejor ser muy cuidadoso.

Sin embargo, las redes sociales también tiene aspectos positivos. Gracias a ellas, tus hijos se pueden relacionar con personas que comparten sus intereses, gente con un perfil parecido. Existen foros en los que la gente conversa sobre temas específicos, tanto para los adolescentes, como para nosotros. Hay grupos de padres cristianos preocupados por la educación de sus hijos, por ejemplo.

Skype es otro ejemplo de las ventajas de estas redes. Conversar con alguien en otro país es gratis. Esto te permite mantenerte en contacto con familiares que viven lejos. El chat del Facebook es también una herramienta muy útil.

En este mundo es casi imposible prohibirle a un adolescente el acceso a Internet y a las redes sociales. Sin embargo, mantén los canales de comunicación bien abiertos con tus hijos sobre el tema y deja las reglas claras. No contactarse con extraños y mucho menos verlos en el mundo real debería ser una de ellas.

Otras notas que podrían interesarte:

Educar en el uso de la tecnología

El Internet es un reto para la educación de ocio

El hábito de la lectura en la adolescencia

Deja un comentario

Archivado bajo EDUCAR EN EL USO DE LA TECNOLOGIA, PUBERTAD Y ADOLESCENCIA