Padres con menos estrés: 5 trucos para manejar tu tiempo

manejo de tiempo

Cuando tienes hijos, notarás que una de las cosas que escasean es el tiempo. Tu trabajo, sus tareas, sus actividades extraacadémicas, la casa y las obligaciones familiares –llevar a tu mamá a su control en la clínica, por ejemplo- deben encajar mágicamente en tu agenda. Mientras estas cosas se acumulan, tu estrés se eleva.

Estos 5 trucos para manejar tu tiempo fueron compartidos en un artículo de The Huffington Post y te ayudarán a ser un padre menos estresado.

1. No caigas en la trampa del ‘multitasking’: Hacer varias cosas a la vez es la traducción de esa palabra en inglés y, sí, puede ser una trampa. Como padres, somos constantemente interrumpidos por diferentes motivos (‘¡mamá, Andrea no me quiere dar mis colores!’) que perdemos fácilmente el foco. Lo mejor es disminuir distracciones. Apaga tu celular, no entres al Facebook, no leas tus correos, hasta terminar con lo que estás haciendo, ya sea algo relacionado al trabajo, o el disfraz de Caperucita Roja para la actuación del colegio.

2. Prioriza lo más difícil: Dentro de la lista de cosas que tenemos que hacer durante el día, hay algunas que requieren más energía. Postergar lo más complicado en tu lista justamente lo que hará es quitarte esa energía. Si llevas a cabo estas tareas primero, notarás que el día se vuelve más fácil, ya que lo que te queda por hacer es lo más sencillo.

3. Deja huecos en blanco: Entre tarea y tarea, deja espacios en donde no tengas que hacer nada, ni ir a algún lugar. Durante esos minutos, aprovecha para acercarte a tus hijos y pareja, abrazarlos y engreírlos. Cuando una persona esta muy ocupada, estos momentos bonitos con la familia no se dan. Así que considéralos en tu agenda también. Solo 5 minutos de cariño y oídos.

4. Toma ventaja de los minutos extra: A veces entre obligación y obligación, tenemos minutos libres. Por ejemplo, cuando debes recoger a uno de tus hijos de la clase de natación o fútbol, y te quedas en el auto esperándolo por 10 minutos. El truco es armar una lista de cosas rápidas que no son urgentes, pero que tienes que completar durante el día, como hacer pagos por Internet, enviar un e-mail del trabajo, cortarte las uñas, arreglar un poquito tu escritorio, chequear tu correo, etc. Estas pequeñas obligaciones puedes calzarlas perfectamente en esos minutos libres que tienes y que no esperabas.

5. Haz una pausa antes de decir “sí”: Si invitan a tus hijos a alguna fiesta infantil, si te piden que organices la actuación para el Día de la Madre en el colegio, o que hagas algo extra en la oficina y las consecuencias de decir ‘no’ no son graves, pues considéralo una opción. “Muchas gracias por la invitación, pero se me hace imposible asistir”. Si no tienes tiempo o tu familia no desea hacer algo, entonces antes de decir ‘sí’, piénsalo bien. El tiempo es algo que no nos sobra, y que es valioso, así que no lo desperdicies.

Otras noticias que podrían interesarte:

Buena comunicación para superar una crisis conyugal

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo PARA REFLEXIONAR

Los involucrados en el bullying y sus características

 Captura de pantalla 2013-03-21 a la(s) 19.14.34

Es necesario considerar a todos los que participan en este tipo de maltrato:

  1. El o los agresores. Son estudiantes que disponen de mayor poder (por su tamaño, fuerza física, status en el grupo, edad, origen, entre otros) y que son proclives a la agresión de sus relaciones con los demás. No han desarrollado la capacidad de empatía y menos aún reconocen a sus víctimas como iguales, mostrando ausencia de responsabilidad. Además suelen tener la convicción de que lo que hacen está bien. Mientras esté respaldado, el acosador continuará con su comportamiento agresivo.
  2. El estudiante agredido (a). Habitualmente presenta características o conductas diferentes (usa anteojos, o es de baja estatura, de bajo mayor peso, tímido, sensible, inseguro, con pocas habilidades sociales, el más aplicado de la clase). Estas características y conductas son percibidas por el agresor o los agresores como motivos para agredirlo física o psicológicamente y excluirlo socialmente.
  3. Los observadores. Son testigos de la agresión sin que necesariamente sean partícipes directos de la misma. Existen cuatro tipos, entiendo en cuenta el grado y el tipo de implicancia:
  • Activos: si ayudan al agresor.
  • Pasivos: si refuerzan indirectamente al agresor, como por ejemplo, dando muestras de atención, sonriendo, asintiendo, entre otros.
  • Prosociales: si ayudan a la víctima.
  • Observadores puros: quienes no hacen nada, pero observan la situación.

El acoso entre estudiantes no puede explicarse sólo por las características del agresor o de la víctima. Hay que considerar que estas características son generadas por condiciones que no favorecen el ejercicio de los derechos, como: las diversas formas de violencia, los modelos sociales de inequidad, la organización y gestión autoritaria de la escuela, entre otros.

 Fuente: Prevención e intervención educativa frente al acoso entre estudiantes. Ministerio de Eduación (Perú)

 Todo sobre el Bullying aquí

1 comentario

Archivado bajo BULLYING

Identificando el acoso entre estudiantes (bullying)

ID-10013676

El acoso entre estudiantes (bullying) es un tipo de violencia que se caracteriza por conductas intencionales de hostigamiento, falta de respeto y maltrato verbal o físico que recibe un estudiante en forma reiterada de parte de uno u otros estudiantes, con el objeto de intimidarlo o excluirlo, atentando así contra su dignidad y derecho a gozar de un entorno escolar libre de violencia.

Manifestaciones del acoso entre estudiantes

El acoso entre estudiantes puede ser:

  1. Acoso directo: es la forma más común, a través de insultos, humillaciones, el empleo de apodos o apelativos denigrantes, peleas o agresiones físicas.
  2. Acoso indirecto: se caracteriza por propiciar la exclusión social de la víctima, a través de amenazas, la difusión de rumores escritos o verbales, como por ejemplo a través de la difusión de mensajes ridiculizantes o calumnias, que alejen o inhiban su participación en los grupos.

 El Cyberbullying o el happy slapping * son las formas de acoso más difíciles de controlar, porque el agresor se esconde en el anonimato y lleva a las víctimas a desconfiar de todos. Los estudios señalan que los varones cometen más agresiones directas, físicas y verbales, y las mujeres más agresiones indirectas, como la exclusión e intimidación psicológica.

De otro lado, por su contenido discriminatorio, podemos señalar que:

  • Si los comentarios y agresiones hacen referencia al origen cultural de un(a) estudiante y tiene connotaciones discriminadoras, se denomina bullying étnico.
  • Si incluye burlas sobre el cuerpo o partes del cuerpo de un(a) estudiante que lo(a) hace sentir incomodo(a) y tiene connotaciones sexuales, se denomina bullying sexista.
  • Si hace referencia a la orientación sexual y tiene connotaciones homofóbicas, se denomina bullying homofóbico.

FORMAS-DE-ACOSO-ENTRE-ESTUDIANTES


Distinguiendo el acoso de otras formas de maltrato

Para identificar que se está produciendo una situación de acoso entre estudiantes (bullying), deben considerarse las siguientes características:

  • Continuidad en el tiempo: No se trata de episodios de violencia aislados, sino que el acoso se repite constantemente, a lo largo de un periodo de tiempo.
  • Desequilibrio de poder: Implica una desventaja en la que el agresor es más fuerte (a sea una condición real o percibida de manera subjetiva), y la víctima no tiene la capacidad para defenderse.
  • Intencionalidad: El agresor escoge deliberadamente, como víctima, al estudiante que es percibido como más débil y vulnerable, con la intención de causarle daño.
*Happy Slapping: Ataque inesperado sobre una víctima mientras un cómplice del agresor graba lo que está sucediendo, normalmente por medio de la cámara de un teléfono móvil, para luego difundirlo o visionarlo repetidamente.

Fuente: Prevención e Intervención educativa frente al acoso entre estudiantes del Ministerio de Educación (Perú).

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Todo sobre Bullying aquí

Deja un comentario

Archivado bajo BULLYING

Cultivar un amor para siempre

ID-10083246

Publicado en el blog Ser Audaces de Aníbal Cuevas

Todas las relaciones personales están sujetas al desgaste propio de la limitación humana. El roce del carácter propio y de los demás, las preocupaciones, los egoísmos, la búsqueda de la propia satisfacción y tantas otras realidades desgastan, y mucho, el trato entre las personas.

Lo mismo ocurre en el matrimonio. A las limitaciones personales se unen en muchos casos el acostumbramiento, la perdida de ilusiones, el pasar del tiempo y dejarse llevar de él.
Se me ocurren algunas ideas que pueden ser útiles para evitar el desgaste propio de la convivencia.
– Es bueno que el marido y la mujer gocen de cierta autonomía, que se dejen espacios. No es necesario compartirlo todo, ni tener las mismas aficiones. Es más, esa autonomía en ciertos asuntos enriquecen el matrimonio. Notese que me refiero a cierta autonomía y no a independencia. El limite se sitúa ante aquello que suponga perjuicio para el proyecto común.
– De la misma manera que es buena cierta autonomía, es imprescindible tener tiempo en común. Tiempo exclusivo para estar los dos solos, para pasear, hablar, recrear el compromiso, refrescar el amor. Se trata de algo siempre necesario, pero quizás más cuando los hijos pequeños absorben el tiempo.
– Si el sentido del humor es fundamental en cualquier ocasión, no lo es menos en el matrimonio. Es muy sano reír juntos, evitar el dramatismo, buscar el lado positivo de lo que ocurre.
– Cuando surgen problemas externos, ya sean de tipo laboral, económico u otros, es necesaria una unidad fuerte y nunca afrontarlos solos.
– Una gran delicadeza en el trato, cuidando las palabras y los gestos. Echando cada día pequeñas ramas que mantengan el fuego, alimentando el afecto, cuidando las relaciones intimas.
No es tan difícil, tampoco fácil, sin embargo el amor todo lo puede.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Deja un comentario

Archivado bajo MATRIMONIO Y FAMILIA, MATRIMONIO Y VIDA EN PAREJA

¿Cómo lograr que nuestros hijos varones sean personas amables en vez de machos?

 ID-10035730

En EE.UU hace unos días dos escolares fueron encontrados culpables de atacar sexualmente a otra adolescente. En una fiesta, donde estos dos jugadores de fútbol americano celebraban con sus amigos, la muchacha se emborrachó y ellos abusaron de ella delante de todos. El resto de chicos tomaron fotos y videos con sus celulares y, durante los siguientes días, usaron esas imágenes para atormentar a la víctima. Así ella también se enteró de lo sucedido y más tarde este material fue usado como evidencia en el juicio. Este es un caso que nos sirve para reflexionar como padres.

Esto sucedió en Steubenville, una ciudad americana empobrecida, cuyos jugadores de fútbol americano son tratados como héroes.

¿Cómo evitar este tipo de crueldad en los jóvenes? Kim Simon, madre y autora del blog mamabythebay.com, cuenta que cuando su niño era un bebé, asistía a una clase de estimulación temprana. Y que en uno de esos círculos, cuando las mamás se sientan con sus niños y conversan entre ellas, la instructora les preguntó cómo les gustaría que sus hijos sean cuando crezcan. La mayoría respondió, ‘fuerte’, ‘atleta’, ‘valiente’, ‘inteligente’. Ella contestó ‘amable’. Las otras mamás se sorprendieron.

Una violación se trata de poder y violencia. Y lamentablemente, se da también entre adolescentes. Para Kim Simon, mucha de esta violencia está alimentada por la cultura del macho. En el caso de Steubenville, se glorifica al jugador de fútbol americano, por traerle algo de gloria a la ciudad, y se pasan por alto sus errores. Las muchachas se visten de porristas para alentarlos y para ellas no existe una gloria equivalente a la de estos atletas. Esto explica por qué nadie paró a estos dos chicos mientras abusaban de su amiga en público.

Esto también sucede en nuestro país. A los chicos se les enseña a ser machos, desde la casa. Las mujercitas son las que ayudan con los quehaceres del hogar, las que levantan la mesa después de comer. A los niños se les dice que un hombre no llora. A los jugadores de fútbol se les alienta como si se tratase de héroes nacionales, hasta recordamos guerras pasadas cada vez que se enfrentan a algún país rival; pero a las chicas del vóley, las que consiguen los verdaderos triunfos, no se les da un trato equivalente.

Los padres somos responsables de que esto suceda y podemos evitar estos terribles casos de abuso y violencia.

Debemos enseñarle a nuestros niños a ser amables: Hay que inculcarles empatía y compasión desde muy temprano. Un niño pequeño puede aprender a usar palabras de bondad: ‘Amigo, ¿estás bien?’, ‘Amigo, por qué lloras, te hiciste una herida? Anima a tus hijos hombres a ser conscientes de los sentimientos de otros. ‘Mamá está triste. Nuestro amigo Roberto está enfermo, y yo quiero que se sienta mejor’. Enséñale a reconocer y expresar sus propios sentimientos.

Dale tareas para que desarrolle la capacidad de ser amable con otros. Hazlo escribir cartas de agradecimiento cuando reciba un regalo, explícale que cuando vea a uno de sus compañeritos solo en el patio del colegio, que se acerque a él y le pregunte cómo está. No solo invites amigos a la casa, son también amigas para que juegue con niñas.

Hay que enseñarles el verdadero significado de la valentía: Valentía no es la ausencia miedo, sino hacer algo pese al miedo. Cuántos de esos testigos en esa fiesta sabían que lo que sus amigos estaban haciendo era terrible, pero no fueron lo suficientemente valientes para enfrentárseles, o a arruinar su reputación de macho. Enséñales a tus hijos que el coraje es difícil y que tenemos que usarlo en momentos complicados. Siempre predica con el ejemplo.

Hablemos de sexo con nuestros hijos. Desde pequeños, tenemos que conversar con ellos sobre el tema, pero de acuerdo a su edad. Cuando son chiquitos, debemos explicarles que no pueden quitarse la ropa delante de las visitas, por ejemplo. Cuando van creciendo, la conversación evoluciona. Como padres, nuestra meta no es que nuestros hijos varones no embaracen a alguien. La meta es que en el futuro, cuando sean adultos, sean respetuosos y amables con sus parejas a nivel sexual. No se trata de darles condones y hablarles de las ETS. Hay que explicarles a los adolescentes cómo es el sexo en realidad, no que lo aprendan de sus amigos o, peor aun, del porno, donde todo está muy tergiversado. Que sepan cuándo una chica dice sí y cuándo ellos deben parar. El sexo no es una necesidad física, es una manera de relacionarte con otra persona.

Debemos dar a nuestros hijos las herramientas que necesitan para protegerse a sí mismos y a los demás. ¿Puede tu hijo decirte la verdad, sin que tú te enojes fácilmente? ¿Confía en que tú estás de su parte y que, si lo necesita, puede contarte de todo? ¿Podría tu hijo llamarte en la madrugada, desde una fiesta y durante una emergencia, sin que tú te molestes ni hagas preguntas innecesarias (el tiempo para eso viene después)? Cualquiera de los testigos en esa fiesta en Steubenville pudo haber llamado a sus padres o a la policía, pero mucho tuvieron miedo, quizá también porque muchos estaban intoxicados. Demuéstrales a tus hijos que pueden confiar en ti en todo momento y que serás un apoyo grande para ellos durante una emergencia.

Otras noticias que podrían interesarte:

Tener una hija hace que el papá se relaje con el rol tradicional del hombre

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Deja un comentario

Archivado bajo BULLYING, INTELIGENCIA EMOCIONAL